Saltar al contenido

Los mejores remedios caseros para tratar las estrías durante el embarazo

crema casera

Las estrías y cómo eliminarlas siguen siendo las principales preocupaciones de muchas mujeres embarazadas. Si es tu caso, aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre este problema y te desvelamos algunos remedios caseros para tratar las estrías.

Aunque las estrías pueden afectar a los hombres, suelen producirse sobre todo en las mujeres, en especial, durante el embarazo. Durante esta etapa se dan grandes cambios que afectan a la piel como el estiramiento excesivo que se produce en algunas zonas concretas.

No es fácil quitarlas, pero no imposible. También dependerá del tipo de estrías que quieras eliminar. A pesar de que la prevención sigue siendo la mejor solución para combatirlas, una vez que aparecen hay que recurrir a cremas y tratamientos estéticos para reducir e, incluso, acabar con ellas por completo.

Te interesa: Cómo evitar las estrías en el embarazo

Además, existen remedios caseros que han ido pasando de generación en generación que también te ayudarán en tu lucha. ¿Quieres saber más? Pues, aquí te mostramos cuáles son los más eficaces.

Estrías: ¿Qué son?

Son unas marcas en forma de líneas que tienen un aspecto similar al de las cicatrices. Se suelen producir por un estiramiento excesivo la piel. Al estirarse, las fibras de tejido se rompen y dan lugar a estas atrofias.

Pueden ser rojas o blancas y suelen aparecer en el vientre, las caderas, los brazos o el pecho. Dependiendo de su color y de las causas que las han provocado, serán más o menos difíciles de eliminar y requerirán un tratamiento u otro.

Te interesa: Cómo eliminar las estrías en el pecho

estrias embarazo

Tipo de estrías

Las estrías se dividen en 2 tipos:

  • Rojas: Tienen un tono rojo tirando a morado, muy similar al de una cicatriz reciente. Al ser nuevas, son más fáciles de reducir o eliminar con la ayuda de las cremas y otros tratamientos estéticos menos invasivos. Si se tratan pronto, pueden incluso desaparecer completamente.
  • Blancas: Son las más antiguas y eliminarlas resulta muy complicado. Cuando las estrías se forman tiene un color rojo amoratado pero, según pasa el tiempo, se interrumpe el riego sanguíneo en la zona y se vuelven blanquecinas o grisáceas.

¿Por qué aparecen?

Estas son las principales causas que provocan la aparición de las estrías en algunas zonas del cuerpo.

Estiramiento o distensión

Es la más común. Cuando se produce un estiramiento excesivo de la piel, el tejido cutáneo se rompe y aparecen unas líneas rojas de aspecto muy similar al de las cicatrices. El estiramiento o distensión puede producirse durante el embarazo o por un aumento o una pérdida notable de peso.

Genética

El factor genético también puede propiciar que surja este problema. Si en tu familia sois propensos a tener este problema, lo más probable es que tú acabes sufriendo la misma suerte. Eso sí, no siempre se cumple la regla y también puede haber excepciones.

Falta de hidratación

La deshidratación y la falta de elasticidad son dos de los principales motivos por los que se forman las estrías. Si estás embarazada o vas a ponerte a dieta, es importante que prepares tu piel. ¿Cómo? Pues usando cremas antiestrías e hidrantantes que nutran la piel en profundidad y mejoren su elasticidad.

Hormonal

No sólo aparecen por un estiramiento durante el embarazo; también se pueden formar debido a cambios hormonales. En la gestación, se produce un aumento de estrógenos que aumenta la probabilidad de que aparezcan. El exceso de cortisol e hidrocortisol también es otro de los factores de riesgo que lo propiccian.

Remedios caseros para tratar las estrías

Aceite de rosa mosqueta

aceite rosa mosqueta

Es uno de los más usados. La rosa mosqueta tiene propiedades regeneradoras. Está especialmente recomendado para prevenir la aparición de las estrías, las cicatrices y también para reducir su apariencia.

Se puede aplicar directamente sobre la zona a tratar o si lo prefieres, puedes añadirlo a la crema hidratante corporal.

Zumo de limón

zumo limon

Esta fruta es rica en vitamina C, un potente antioxidante que estimula la producción de colágeno y elastina y favorece la renovación celular. Además, gracias a su acción exfoliante, limpia la piel en profundidad y elimina las células muertas para que los principios activos penetren mejor.

Aceite de Oliva

aceite

También llamado oro líquido, el aceite de oliva es rico en antioxidantes, vitamina E y K. No sólo hidrata intensamente, sino que reduce el aspecto de las estrías y evita el estrés oxidativo que envejece la piel.

Antes de aplicarlo, te recomendamos que lo calientes un poco y, a continuación, lo extiendas con la ayuda de un paño.

Aceite de almendras dulces

aceite tratamiento

Es uno de los ingredientes más recomendado para el cuidado de la piel, en especial, para el de las embarazadas. Es rico en vitamina E. Proporciona hidratación, elasticidad y prepara la piel para un posible estiramiento.

Si estás embarazada, te aconsejamos que lo apliques sobre el vientre, las caderas y el pecho que son las zonas más propensas durante la dulce espera.

Manteca de Karité

manteca karite

Un ingrediente que nutre e hidrata la epidermis en profundidad. Contiene altos niveles de vitamina A, D, E y F. Aparte de tener propiedades humectantes, también mejora la elasticidad, regenera y ayuda a reparar los tejidos. En definitiva, es un aliado imprescindible para combatir este problema cutáneo.

Aloe vera

aloe vera

Es otro de los remedios naturales más eficaces para luchar contra este problema. El aloe vera es rico en vitaminas C y E. Promueve la formación de colágeno y mejora la textura de la piel. También calma y alivia las molestias de las quemaduras, la irritación y los picores.

Lo puedes aplicar en gel o si lo prefieres, extraerlo directamente de la planta y extenderlo sobre la piel.

Aceite de linaza

aceite linaza

Este aceite contiene ácidos grasos omega-3. También estimula la formación de colágeno y elastina por lo que es un ingredientes esencial para luchar contra la flacidez y prevenir su aparición.

Se puede aplicar sobre la piel con un suave masaje. Si no te gusta la sensación que deja el aceite, también lo puedes tomar como suplemento alimenticio en cápsulas o comprimidos.

Patata

patata

Es una hortaliza que solemos tener en casa. Está enriquecida con vitaminas y minerales que favorecen la regeneración y el crecimiento de las células cutáneas. Además, es muy fácil de usar. Tan sólo hay que cortar unas rodajas y frotar sobre la zona afectada durante unos 5 minutos aproximadamente.

¿Cómo prevenir su aparición?

Una de las formas más efectivas de evitar que aparezcan es mantener la hidratación y la elasticidad de la piel. Por eso es fundamental que te mantengas hidratada por dentro y por fuera.

Aplica a diario cremas muy hidratantes y emolientes sobre las zonas más críticas y procura beber entre 1,5 y 2 litros diarios de agua (el equivalente a 8 vasos).

Además, te recomendamos que uses una crema antiestrías que te ayude a prevenir su aparición y a reducir su aspecto en caso de que ya hayan hecho acto de presencia. Cuando más hidratada y elástica esté la epidermis, menos riesgo habrá de que se produzcan.

Y no olvides cuidar tu alimentación. Procurar incluir en tu dieta alimentos ricos en vitamina K como col, cebolla y verduras de hoja verde. Ayudan a evitar la formación de estrías y cicatrices.

Y hasta aquí nuestro post sobre remedios caseros para combatir las estrías. Ahora que sabes cuáles son los mejores, es hora de empezar a disfrutar de todos sus beneficios.