Saltar al contenido

¡8 juegos originales sobre cosquillas que tus hijos siempre recordarán!

¡8 juegos originales sobre cosquillas que tus hijos siempre recordarán!

¿Quieres sujetar las cuerdas de tu delantal un poco más fuerte? Tengo 8 juegos originales sobre cosquillas a los que ningún niño pequeño podrá resistirse.

¡8 juegos originales sobre cosquillas que tus hijos siempre recordarán!

Creados en el laboratorio de mi propia sala de estar, estos son los juegos de cosquillas que más me han hecho reír, a los que tus hijos dirán “¡OTRA VEZ!” y que nunca podrán olvidar.

8 juegos sobre cosquillas inolvidables que tus hijos amarán

 8 juegos sobre cosquillas inolvidables que tus hijos amarán

  1. La Abeja Zumbadora
  2. El Punto de la Cosquilla
  3. Besos Favoritos
  4. Adivina el número
  5. Orquesta de Mamá
  6. Te Cuento un Secreto
  7. El Dedo Frío
  8. La Mochila Habladora

Tengo una norma cuando se trata de juegos de cosquillas: No hay «paros» falsos.  Si mi hijo me pide que deje de hacerle cosquillas (incluso mientras se ríe), yo dejo de hacerlo. Fin. Se acabó el juego. Esto nutre su alma respetando su espacio personal, y hace otro pequeño depósito en el banco de «Tú tienes el control de tu cuerpo». TAMBIÉN refuerza el concepto de que «parar significa parar». No hagas bromas con esa palabra. Es una pared sólida.

Juego de cosquillas #1: La Abeja Zumbadora

Juego de cosquillas #1 La Abeja Zumbadora

La Abeja Zumbadora es un juego de cosquillas creado especialmente para los bebés. Es tan simple que hasta una mamá cansada que no puede ni levantarse de la cama puede jugarlo. (Hablo por experiencia.)

  1. Acuéstate con tu bebé y pon el dedo en el aire.
  2. Haz un zumbido de abeja (bzzzzzz) y maniobra con tu dedo alrededor hasta que finalmente lo toque en algún lugar de su pequeño cuerpo rellenito.

Eventualmente, sólo con poner el dedo en el aire será suficiente para provocar risas incontrolables de felicidad. (¡La ley del reflejo de Pavlov en acción!)

Juego de cosquillas #2: El Punto de la Cosquilla

Juego de cosquillas #2 El Punto de la Cosquilla

¿Conoces el juego en donde adivinas en qué animal estoy pensando? Ahora reemplázalo con «Estoy pensando en un punto de cosquillas».  Sólo que, en esta versión, hay UN sólo acierto.

Si el niño adivina correctamente, le hará cosquillas a la mamá.

Si no adivina…bueno…  *guiño *

Juego de cosquillas #3: Besos Favoritos

Juego de cosquillas #3 Besos Favoritos

Este es un juego que mis hijos piden CADA noche antes de acostarse. Es muy fácil de jugar, y realmente no tiene muchas cosquillas, si tienes uno de esos niños a los que les gusta el concepto detrás de las cosquillas más que las cosquillas en sí.

También es una buena manera de fomentar la creatividad.  ¡Me encanta descubrir qué “besos” me ha dado mi Isabella esa noche!

Estos son algunos de nuestros besos favoritos para que puedas empezar:

  • El Beso Mariposa ~ pestañas contra la mejilla.
  • El Beso Esquimal ~ frotando narices.
  • Beso de Perrito ~ un golpe con la lengua desagradable en la mejilla (¡Reacciona exageradamente si tu hijo elige esto! ¡Se sentirá emocionado por saber de qué te dará grima!).
  • Beso de Gatito~ pequeño beso en la nariz.
  • El Beso del Abrazo ~ un fuerte abrazo, con un suave beso en la frente.
  • Beso de Barriguita ~ mamá sopla en la barriga del niño.
  • Beso en el Cuello ~ mamá sopla en el cuello del niño.
  • El Beso del ojo ~ como si soplaras unas moras (¡suavemente!) en cada párpado cerrado.

Por supuesto, mi último beso siempre será el mismo.

El BESO DE MAMÁ. muaja ja ja! 

  1. Pon las manos hacia abajo para que tengas control a sus cachetes y frente.
  2. Besa rápidamente toda la cara de tu hijo.
  3. Detente rápido y pregúntale: «AHORA, ¿sabes cuánto te quiero?»

Guía de respuesta:

Sí = Muéstrate dudosa, hazle más cosquillas.

No = Muéstrate sorprendida, hazle más cosquillas.

¡Mis tres niñas AMAN el Beso de Mamá!

Juego de cosquillas #4: Adivina el número

Juego de cosquillas #4 Adivina el número

Dile a tu hijo que has escogido un número del 0 al 100. Pídele que adivine tu número. Cuando no adivinan correctamente (porque la Casa siempre gana), ganas el derecho de hacer cosquillas en el lugar que tú quieras.

Juego de cosquillas #5: Orquesta de Mamá

Juego de cosquillas #5 Orquesta de Mamá

¿Sabías que tu hijo es en realidad una banda de instrumentos completa? Aquí están los diferentes instrumentos que él posee:

  • Piano ~ toca la espalda de tu bebé como un piano, particularmente a ambos lados de la columna vertebral.
  • Tambores ~ ¡bum bum bum! en ese pequeño y lindo trasero.
  • Tuba ~ golpecitos en la barriga.
  • Violín ~ frota tu dedo índice de un lado a otro en el cuello.
  • Trompeta ~ soplidos pequeños en el cuello.
  • Gaita ~ coloca un dedo en una de sus axilas y sopla en el cuello al mismo tiempo.

«El kit de la risa del monstruo de las cosquillas es uno de nuestros favoritos. Usualmente uso un guante monstruoso de cosquillas y mi hijo de 3 años usa el otro y nos turnamos para hacer reír al otro. Todo el kit de guantes de cosquillas, el libro y la caja son muy bonitos. También le he dado uno como regalo. ¡Que hermoso es poder tener recuerdos con pequeña niña! «- Christy Hall

Juego de cosquillas #6: Te Cuento un Secreto

Juego de cosquillas #6 Te Cuento un Secreto

Susúrrale a tu pequeño «Te tengo un secreto», haciendo un gesto para que se acerque. Luego inclínate súper cerca de su oído/cuello y susúrrale tonterías. Estos pequeños susurros y soplidos le hacen cosquillas en los pelitos detrás de la oreja y le harán reír mucho.

Cuando se aleje (porque lo hará) dile: «¡Quédate quieto! ¡Estoy tratando de decirte un secreto!» y repite.

Juego de cosquillas #7: El dedo frío

Juego de cosquillas #7 El dedo frío

Mi vieja casa de 100 años le entra mucha brisa en invierno. Pobre vieja casa. En esos días tan particularmente fríos, mi dedo índice decidirá (por sí solo, soy completamente inocente) arrastrarse a la cueva de la axila del niño más cercano de la casa para hibernar.

El dedo de la Srta. Pointer no se mueve, solo se queda quieto, fresco y cómodo. Sin embargo, su presencia en la calientita cueva de la axila del niño, hace que este se retuerza de cosquillas.

Juego de cosquillas #8: La Mochila Habladora

Juego de cosquillas #8 La Mochila Habladora

Este es un gran juego de cosquillas para después de una buena siesta.  (Antes no, o puedes despedirte de cualquier descanso.)

Primero, escóndete debajo de las sábanas con tu niño pequeño.  Entonces di «¡SHHHH! ¿Escuchaste eso?» mientras pasas tus dedos por la parte de afuera de la sábana. (Fue en ese momento cuando Lauren, de 2 años de edad, susurraba: «¡Es la Mochila Habladora!» Gracias, Dora la Exploradora.)

Con mucha emoción, deja que tu niño pequeño tire la sábana hacia atrás y mire a su alrededor en busca del culpable. Repite varias veces, antes de dejar que tus dedos se arrastren por debajo de las sábanas para hacer cosquillas por última vez.

El verdadero objetivo detrás de estos juegos de cosquillas

El verdadero objetivo detrás de estos juegos de cosquillas

Hacer cosquillas es más que un juego divertido. Es parte de una guía más profunda.  Algún día, cuando estos juegos de cosquillas se terminen, cada uno de mis hijos llegará a una encrucijada adolescente y tomará una decisión:

  • ¿Me permitirán quedarme a bordo de su pequeño barco de hormonas?
  • ¿O me dejarán en una isla y seguirán navegando solos?

Quiero que me inviten a permanecer con ellos durante las tormentas de la adolescencia. Quiero que sus corazones estén tan unidos cuerpo y alma que nunca soñarían navegar solos. (Después de todo, soy un gran peligro para ellos – ¡Intentarán evitar el faro!)

Cosquillas suaves (no pinchazos) son un excelente primer paso para asegurar una conversación con los adolescentes sentados en la mesa.  (¡Que va a llegar mucho más rápido de lo que crees!)

¡Estos juegos de cosquillas proporcionan una cuerda que se sujeta fuerte al corazón de los pequeños! ¡Así que empieza a atar!