Saltar al contenido

Las mejores aplicaciones para controlar el móvil de mi hijo

Apps de control parental

Apps para controlar el móvil de los hijos

Tan necesarios y, a la vez, tan peligrosos para los más pequeños. Los teléfonos móviles son ya una parte inamovible de nuestro día a día, una herramienta indispensable para comunicarnos, para informarnos y para mil cosas más. Son ya tan importantes que es imposible salir de casa sin llevar el nuestro en el bolsillo, como también pensar en la idea de que uno de nuestros hijos salga a la calle sin llevarlo encima por lo que pueda pasar.

Pero eso abre también la puerta a que comiencen a experimentar lo bueno y lo malo de las nuevas tecnologías. Porque Internet es un mundo repleto de facilidades y oportunidades, pero que, mezclado con la maldad de determinadas personas, se pueden convertir en un lugar bastante peligroso. También hay que tener en cuenta lo atractivo y el factor lúdico de estos dispositivos, algo que también puede provocar que los más pequeños se centren demasiado en ellos.

Tanto es así, que buscar aplicaciones para controlar el móvil de tu hijo es, probablemente, lo que más te importa ahora mismo. Debes saber que las hay, y que existen soluciones tanto gratuitas como de pago. De hecho, te las vamos a presentar todas a continuación, informándote de lo positivo y lo negativo de las mejores propuestas del sector.

Sistemas de control parental

La mayoría de teléfonos móviles actuales cuentan con un sistema de control parental implementado de forma nativa. Las grandes compañías son conscientes de que Internet puede ser un lugar realmente peligroso para los más pequeños de casa, como también de que hay ciertas funciones inadecuadas en las apps disponibles en sus tiendas digitales. Se han visto ya muchos casos de niños que han gastado cientos de dólares de sus padres comprando objetos de videojuegos o realizando transacciones accidentales con alguna aplicación instalada en sus terminales.

Este tipo de situaciones, como también el hecho de que haya apps que, por su contenido, sean inadecuadas para públicos de diferentes edades, son lo que hace que, tanto en Android como en iPhone, podamos encontrar sistemas nativos de control parental que, aunque bastante básicos, cumplen bastante bien con su cometido. Controlan la actividad de nuestros hijos en sus teléfonos, aunque no llegan al nivel de las aplicaciones más potentes y profesionales del sector. Sirven como solución sencilla y básica.

Control parental de iPhone

Si tu hijo tiene un iPhone, debes saber que el control parental se encuentra disponible dentro de los ajustes del dispositivo.  Para acceder a él hay que adentrarse en el apartado de configuración y, dentro de este, buscar la opción de «Restricciones». Accediendo a ella se puede ver el menú del control parental con el que cuenta iOS. Ahí es donde está lo que te interesa para controlar el teléfono, aunque sea parcialmente.

Cuando actives el control, tendrás que introducir un PIN de unos 4 dígitos. Esta contraseña es la que activará o desactivará los sistemas de seguridad del terminal, por lo que debes asegurarte de memorizarla y no compartirla ni revelarla a nadie. Al activarse, no se podrán hacer descargas en el iPhone, ni tampoco comprar nada a través de medios digitales. De hecho, el sistema cuenta con otras funciones adicionales como la posibilidad de limitar las horas de uso o bloquear el acceso a determinadas páginas web.

Puede que sea sencillo, pero es bastante más eficaz de lo que se podría pensar en primera instancia.

Control parental de Android

Por supuesto, Android también cuenta con su propio sistema nativo de control parental. En este caso, en lugar de tener que acudir a los ajustes del dispositivo, hay que ir directamente al corazón de las descargas e instalaciones de aplicaciones, la Google Play Store. Es en la tienda digital de apps donde puedes encontrar las opciones de bloqueo y filtro que puedes habilitar para controlar la actividad en el smartphone.

¿Cómo? En primer lugar, entrando en la tienda. Después, hay que acceder al menú de opciones disponible en uno de los laterales y, dentro de su desplegable, buscar la sección de «Controles de usuario». ¿Estás ya en ella? Si es así, busca ahora la opción «Control parental» y púlsala, ya que así comenzará a activarse la configuración y la inicialización de este protocolo. Funciona como en iPhone, con un PIN de 4 dígitos para activar o desactivar, y permite una personalización bastante interesante.

En primer lugar, facilita el bloqueo de apps en función del sistema de calificación por edades. Además de eso, también filtra el acceso a películas y música en función de la edad del niño, como también impide la posibilidad de realizar compras.

Estas funciones son bastante buenas si buscas algo básico y sencillo; pero, en el momento en el que quieres profundizar un poco más y necesitas otras soluciones para controlar el terminal, se vuelven insuficientes. En el caso de que busques algo más completo y capaz, te aconsejamos que sigas leyendo, porque todavía tenemos mucho más que explicarte sobre controlar los móviles de tus hijos.

TOP aplicaciones gratuitas para controlar el móvil de tu hijo

Existen muchísimos programas y apps para controlar el móvil de tu hijo. Si algo tiene Internet, es que es un lugar inmenso y repleto de soluciones. Gracias a esto, puedes encontrar software de pago y muy profesional, o también herramientas gratuitas que te sirvan para hacer mucho más que con el sencillo control parental de iOS y de Android.

En base a eso, aquí vamos a centrarnos en recopilar las mejores aplicaciones gratuitas para controlar el smartphone de tu hijo. Un repaso a los 3 candidatos más contundentes y seguros que hay en la actualidad para que no tengas problemas. Y es que, por si no lo sabías, en la red también hay mucho software gratuito falso, es decir, falsas propuestas que solo esconden la intención de infectar tu dispositivo y causarte inconvenientes.

Si quieres evitar el tener que buscar por tu cuenta y comprobar la seguridad de cada solución gratuita que encuentras, te lo ponemos fácil. Lo único que tienes que hacer es seguir leyendo lo que te explicamos a continuación:

Qustodio

Qustodio ha hecho méritos más que suficientes para convertirse en una de las apps de control parental más recomendadas. Funciona en Android y en iOS, y ofrece unas funciones que, a pesar de ser algo básicas, son perfectas para un software que no pide pagar nada. Por supuesto, ofrece una alternativa de pago más completa, pero su versión gratuita tiene más que suficiente para satisfacer a muchos padres.

Con esta app puedes controlar las aplicaciones que se pueden abrir o no en el terminal, además de poder establecer horarios de uso del dispositivo para que el niño no esté siempre utilizándolo, salvo para emergencias. Permite fijar bloqueos de aplicaciones para evitar cualquier posible peligro, y lo mejor es que ofrece todo esto a través de una interfaz de lo más intuitiva y accesible. Cualquiera puede utilizar esta herramienta para controlar el móvil de su hijo, sin necesidad de que tenga conocimientos informáticos.

Norton Family

Lo mejor de Norton Family es que proviene de la firma Norton, y eso ya es un claro indicativo de la calidad que puede atesorar. Este software es mucho más completo, potente y profesional si te decantas por su versión de pago, pero la gratuita no tiene mucho que envidiarle, sobre todo a ojos de los progenitores que buscan una app segura, fiable y fácil de manejar. Su diseño está perfectamente ideado, de forma que cualquiera puede usarla sin ningún inconveniente.

Cuenta con un sistema de notificaciones que avisa de cualquier descarga y cualquier web visitada, además de que permite establecer filtros para bloquear tanto webs como apps si se desea. Avisa y bloquea, dos de las funciones más necesarias cuando hablamos de una aplicación de control parental. Por otra parte, también incluye un sistema de monitorización de lo más interesante, aunque es mucho más atractivo cuando se activa la versión de pago.

Life360 – Localizador Familiar

Life360 es una aplicación de control de móviles bastante diferente a todas las que hemos visto más arriba. En este caso, no hablamos de una herramienta pensada para bloquear o filtrar contenidos, apps o juegos, sino más bien de una que piensa en primer lugar en la seguridad, y lo hace a través de la geolocalización. ¿Por qué? Porque permite ver la ubicación del teléfono al momento, junto con la hora indicada y una señalización en un mapa digital.

Lo más particular de este programa es su sistema de check-in. Los padres pueden pedir a sus hijos que hagan check in a distancia en cualquier momento, para así comprobar dónde se encuentran. Una solución muy interesante, que se vuelve más completa y compleja si se opta por el plan de pago y que solo tiene un inconveniente, y es que solo puede utilizarse en smartphones, donde es compatible tanto con iOS como con Android.

Ya hemos visto cuáles son los mejores programas gratuitos para controlar el teléfono de tu hijo. Son soluciones bastante efectivas y muy fáciles de manejar, pero que pueden resultar algo incompletas para aquellas familias en las que se busque un mayor blindaje y control del dispositivo de los hijos. No es un problema, ya que también existen herramientas que permiten y garantizan todo eso, aunque ahí ya nos adentramos en otro terreno ligeramente distinto.

TOP aplicaciones de pago para controlar el móvil de tu hijo

Después de ver las opciones gratuitas que hay, es el momento de ahondar en la parte más profesional, completa y, a veces, compleja. Vamos a echar un vistazo a las mejores aplicaciones de pago que hay para controlar el móvil de tus hijos. El software de este tipo suele ser bastante más avanzado en todos los sentidos, de hecho, se adentra en unos derroteros que van mucho más allá del mero control de la instalación de las aplicaciones.

El recopilatorio que dejamos aquí incluye alguna que otra aplicación de monitorización avanzada, como también otras que son versiones de pago de las gratuitas que hemos podido ver previamente. Es adecuado ver un poco de cada terreno para encontrar la mejor opción para cada caso, por eso, lo que vas a ver a continuación son herramientas de calidad que, más o menos completas, siempre garantizan la posibilidad de controlar el smartphone de tus hijos de forma remota.

Sigue leyendo si quieres ver el TOP de programas de pago para controlar móviles y usar sistema de control parental:

Norton Family

En el caso de recurrir a Norton Family Premier, versión de pago del Norton Family gratuito, lo que vas a encontrar es una potentísima herramienta de protección, monitorización y control compatible con iOS, Android y Windows, aunque no todas sus funciones se pueden aprovechar en todos los dispositivos al mismo tiempo. Este programa ofrece, de entrada, la posibilidad de supervisar las webs que se visitan y el tiempo que se usa el smartphone, pero eso es solo una pequeña porción de lo que puede hacer.

A eso hay que sumar la supervisión de la actividad en redes sociales, las alertas sobre el correo electrónico, el historial de actividad con el dispositivo, la posibilidad de tener una app para padres con la que controlarlo todo, la geolocalización, protección contra virus, protección de identidad y de datos privados, copias de seguridad y mucho más. Es toda una suite de seguridad que, además de todo, funciona como control parental. Dispone también de una prueba gratuita de 30 días y cuenta con un precio anual de 39,99 euros durante el primer año.

YouPy

YouPy es un software que lo tiene muy claro. Esta herramienta de pago ejerce como programa espía o de monitorización, por lo que no se dedica a proteger el dispositivo, pero sí a facilitarte el acceso al mismo y a toda su información cuando y donde lo desees. Solo tiene un inconveniente, y es que por ahora la única compatibilidad que tiene es con Android, por lo que no se puede utilizar para monitorizar teléfonos iPhone.

Con este programa, lo que puedes hacer es ver toda la actividad del terminal, controlar la actividad en redes sociales, hacer capturas de pantalla, grabar a través del micrófono o de las cámaras, consultar la agenda de contactos, ver la batería restante, la ubicación en tiempo real, el contenido multimedia o incluso las apps más y menos usadas. Todo esto, por un precio que se mueve en torno a los 7,50 euros al año en el plan medio anual (el más equilibrado de los 3 que hay). Eficaz, muy fácil de usar y bastante potente. No en vano, se la considera de las mejores aplicaciones para monitorear.

My Mobile Watchdog

Una aplicación muy diferente a las otras dos, pero también bastante buena si quieres controlar el teléfono móvil de cualquiera de tus retoños. My Mobile Watchdog es un software que te permite monitorizar fotos, mensajes de texto, la navegación y el uso de Internet, el historial de llamadas y mucho más. Cuenta, de hecho, con una veintena de sistemas de control que no se podrían habilitar ni aprovechar de no ser por esta herramienta.

Es totalmente funcional en Android y en iOS, por lo que no hay problema alguno de compatibilidad. Además, hay que sumar a las funciones anteriores el poder bloquear apps en horarios predeterminados, como pueden ser las noches o incluso las horas de clases, como también la posibilidad de localizar el dispositivo cuando se desee a través de la geolocalización. Todo esto que ofrece lo hace por un precio de unos 45 euros al año. Bastante ajustado en comparación con el resto del sector.

Cualquiera de estas 3 herramientas es más que suficiente para que tengas un control casi total del móvil de tu hijo. No lo tendrás en tus manos, pero será casi como tenerlo, ya que te permiten desde interactuar directamente hasta monitorizarlo absolutamente todo.

Por qué controlar el móvil de tu hijo

Tras ver todas las opciones que hay, como también las facilidades y las dificultades a la hora de utilizarlas, cabe la posibilidad de que te sigas preguntando por qué es necesario controlar el móvil de tu hijo o tu hija. Muchos padres pueden considerar que no hace falta, ya que sus pequeños dan un uso responsable a sus smartphones, pero hay varios factores que se deben tener muy en cuenta para asegurarse de ello.

¿Tu hijo se pasa todo el día con el teléfono? Si es así, se puede deber a muchas razones, y es posible que eso influya negativamente en su día a día. Algunas de las herramientas que hemos mencionado anteriormente permiten bloquear el uso de apps o de todo el terminal durante determinadas franjas horarias, así se pueden evitar posibles trastornos del sueño o incluso problemas en la escuela por prestar más atención al smartphone que a las lecciones de clase.

Asimismo, otra posible razón por la que querer controlar el móvil puede ser la sospecha de que el pequeño sea víctima de cyberbullying. Ahora, con tantas apps de mensajería gratuita y redes sociales, todo el público lo tiene más fácil que nunca para comunicarse, pero también han aumentado los casos de acoso escolar. Los niños pueden no ser totalmente conscientes del daño que pueden llegar a causar, y eso ante la mirada de unos padres que no logran distinguir el problema a tiempo. A veces, ver una conversación de WhatsApp furtiva o un mensaje extraño puede ser la mejor forma de empezar a tirar del hilo antes de que sea muy tarde.

¿Es legal?

Quienes utilizan programas de monitorización siempre se enfrentan al miedo de saber si son algo totalmente legal o no. No tienes que preocuparte en absoluto por ello en este caso, ya que la ley contempla que se pueden monitorizar y controlar smartphones ajenos siempre y cuando su dueño esté tutorizado legalmente por quien decide hacer ese seguimiento. Los padres, en cualquier país y salvo excepciones contadas, siempre son los tutores legales de sus hijos.

Eso da carta blanca para usar cualquiera de estos programas, de hecho, en muchas ocasiones el teléfono también está al nombre de los padres en lugar del de los hijos, así que razón de más para ir con tranquilidad. No te preocupes, no vas a tener ningún inconveniente con la ley por usar este tipo de herramientas, por mucho que ahora se intente blindar tanto la privacidad de los usuarios en la red.